CRÉDITOS PARA MI EMPRESA

¿QUÉ CRÉDITO PUEDO UTILIZAR PARA MI EMPRESA?

Solicitar un crédito para financiar un proyecto (personal o para tu empresa) es la opción más común que utilizan las pymes. Elegido de manera responsable e informada puede ser un gran aliado para hacer crecer tu negocio.

Según datos de la ENIF 2018[1] el 31% de la población adulta cuentan con un crédito formal. También es la opción de financiamiento con ofertas más variadas, en tanto a productos como instituciones financieras que los otorgan. Entre ellas figuran la banca comercial, banca de desarrollo o financieras.

Existe diversos tipos de créditos, pero nos centraremos particularmente en los que te pueden apoyar a expandir tu empresa:

Crédito Simple: Se otorga a empresas para destinarlo a capital de trabajo, compra de activos fijos, para aumentar la capacidad de producción de tu negocio o construir nuevas instalaciones. Es un crédito a mediano o largo plazo.

Arrendamiento financiero: Útil para que tu empresa pueda adquirir activos como maquinaria o equipo de transporte (nuevos o de uso). Se ejecuta por medio de pagos estructurados en un periodo de tiempo. Es un instrumento de financiamiento a mediano y largo plazo.

Factoraje Financiero: Método alternativo que permite a los propietarios de empresas cobrar sus facturas de forma anticipada a una tasa de descuento mediante un servicio financiero prestado por una entidad financiera, de gran utilidad para estabilizar los flujos de efectivo de las empresas. Es un mecanismo de financiamiento a corto plazo.

Crédito de Proveedores: Los proveedores resultan un aliado financiero muy importante si otorgan crédito al abastecer los insumos para poder operar. Puede resultar bastante atractivo saldar las deudas en 30, 60 o 90 días, sin generar gastos financieros lo cual ayuda a mantener una estructura de capital balanceada y optimizada.

Por lo tanto, para definir el tipo de crédito que una empresa necesita, primero debe de identificar claramente las necesidades que se desean cubrir con el capital requerido. Y en segundo lugar garantizar una estructura de capital sana y asequible. Siempre considerando el plazo y tasas a las cuales se deben de confrontar los compromisos y garantizando con la probabilidad más alta posible el flujo requerido para esos momentos.

¿Qué debo considerar para elegir un crédito?

Al momento de buscar un crédito para una PYME, es sumamente importante comparar opciones en el mercado, ya que las condiciones varían considerablemente de acuerdo con la situación de la empresa y las características del préstamo que se solicite.

Algunos elementos para tomar en cuenta son:

  • Tipo de tasa de interés
  • CAT[2]
  • Monto mínimo y máximo que otorga la institución
  • Facilidades (en los trámites), por ejemplo, la cantidad de documentación solicitada, si el trámite es digital o físico
  • La reputación de la institución financiera

Existen algunas páginas que resultan muy útiles para comparar créditos y así tomar la mejor elección:

Fondela

Buscador de fuentes de financiamiento, en el cual puedes conocer información como la tasa de interés, CAT, montos máximos y mínimos, entre otros datos relevantes de instituciones financieras tales como: bancos, financieras, plataformas de crowdfunding e incluso se puede encontrar información sobre apoyos gubernamentales.

Cotizator

Cotizator apoya a encontrar seguros o servicio financieros; comparando precios y leyendo las opiniones de otros clientes que ayudan a decidir por el servicio mejor se adecúe a tus necesidades.

Mejor trato

elMejorTrato.com, sitio Web especializado en la comparación de productos financieros para particulares, destacando los préstamos personales, créditos hipotecarios, créditos prendarios, tarjetas de crédito y seguros de autos.

Tu decide

En Túdecide se puede comparar créditos, inversiones, seguros y servicios de telecomunicaciones

¿Qué requisitos necesito para obtener un crédito?

A continuación, se enlistan los requisitos que piden las entidades que ofrecen financiamiento. En algunas el trámite es más ágil y menos burocrático

  • INE y CURP del representante legal
  • RFC de la empresa y del representante legal
  • Buen historial crediticio
  • Carta de autorización para consulta de buró de crédito
  • Información general de la empresa
  • Plan de negocios
  • Información financiera de la empresa
  • Información legal de la empresa
  • Un monto mínimo de facturación mensual
  • Garantía inmobiliaria
  • Estados financieros de los últimos ejercicios firmados por una persona titulada en Contaduría Pública.
  • Declaraciones anuales de los últimos ejercicios fiscales.

Conclusiones

Lo mejor que se puede hacer al momento de buscar un crédito es estar bien informado y conocer a fondo la situación financiera y operativa de la empresa. Tener presente la capacidad de pago de esta y revisar exhaustivamente todas las opciones posibles. Un crédito se debe de pedir responsablemente, ya que un mal movimiento financiero puede poner en aprietos la continuidad de la empresa y lejos de ser un aliado, se puede convertir en un enemigo.



[1] Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018

[2] Costo Anual Total (CAT) es un indicador que sirve para calcular el costo total del financiamiento, que incorpora los costos y gastos inherentes a los créditos que otorgan las instituciones.