¿QUÉ SON LOS APOYOS A FONDO PERDIDO?

Por: redacción Fondela

Todo emprendedor o microempresario tiene un reto muy importante al implementar y ejecutar una nueva idea, proyecto o negocio, lo cual hace que sus estrategias y esfuerzos se centren en conseguir financiamiento y despegar de la manera prevista. Después de probar recursos con las 3F (por sus siglas en inglés Family, Friends & Fans) y haber desarrollado una campaña de crowdfunding, existen dos opciones más: créditos y apoyos gubernamentales. Los primeros, podrían no ser la opción más adecuada para esta etapa, ya que en algunos casos se piden garantías inmobiliarias y/o dos años de operaciones. En este caso, quedan los apoyos gubernamentales, que resultan muy atractivos para financiar un proyecto en etapas tempranas.

¿Qué son los apoyos a fondo perdido (o subvenciones gubernamentales)?

Los apoyos a fondo perdido o subvenciones gubernamentales son créditos otorgados de una entidad pública a una entidad privada por medio de alguna institución u organización gubernamental para emprendedores para desarrollar proyectos sociales, innovadores y/o con un alto nivel de riesgo, por lo que difícilmente son financiados por un inversionista, banco u alguna otra fuente de financiamiento.

Como su nombre lo indica, los apoyos a fondo perdido tienen la característica de que no se exige la devolución del dinero otorgado, no cobra comisiones, tasas de interés, mucho menos pide un porcentaje accionario de la empresa.

Su finalidad son impulsar la innovación, productividad, el crecimiento económico, el bienestar social, la solución de problemas e incentivar la competitividad por medio de grandes ideas que lo único que les falta, son recursos para desarrollarlas.

¿Cómo obtener financiamiento a fondo perdido?

Lo primero es monitorear de manera constante convocatorias gubernamentales que se adecuen al proyecto, ya que normalmente permanecen disponibles solo por un período de tiempo limitado, (normalmente un mes).

Una vez elegida la convocatoria adecuada, se debe de meter una solicitud, en la cual se debe de detallar proyecto propuesto junto con sus necesidades, alcances, metas, impactos y beneficios que se retornarán al ser ejecutado.

Parecería un regalo o algo demasiado sencillo, pero es todo lo contrario. Las instituciones gubernamentales que otorgan estos apoyos se encargan de evaluar la viabilidad técnica, comercial y financiera de cada proyecto participante por medio de un plan de negocios, así como los impactos directos e indirectos que presentaría en caso de que les proporcionaran el apoyo, como los son los empleos generados, como desarrollaría la cadena de valor en la que participa, el porcentaje en el incremento de ventas y la innovación en la solución que le brinda a una problemática que se haya identificado.

Además de cumplir con los requisitos de cada institución, el proceso de seguimiento representa un reto para la mayoría de los emprendedores, ya que deben cumplir con los tiempos y metas propuestas en el proyecto presentado, se podrían generar penalizaciones en caso de incumplir con los lineamientos planteados.

Y si recibí el apoyo, ¿cómo saben que estoy cumpliendo con lo prometido? Al ser beneficiario de este tipo de apoyos, se requieren reportes de avance del proyecto, en donde se plasmen las actividades realizadas, el recurso que se ha ejecutado y los beneficios obtenidos en cada mes, hasta la fecha de finalización del proyecto, en donde se tendrá que reportar el proyecto terminado con la finalidad de demostrar el cumplimiento con las metas y el alcance señalado.

¿Qué tipos de apoyo existen?

El apoyo puede ser monetario, en especie o equipo, en consultoría, incluso, el gobierno actual ha promovido un programa que por un lado beneficia a jóvenes que no se encuentran estudiando y tampoco tienen trabajo, ofreciéndoles una beca para que trabajen en alguna empresa como aprendices (o becarios), por su lado las empresas reciben el beneficio de tener colaboradores sin tener que pagarles un sueldo, a cambio de instruirlos en el sector en que se desempeñan.

Específicamente hablando de los apoyos en capital, suelen requerir de una coinversión, lo que quiere decir que la institución apoya con un porcentaje del valor del proyecto, y el otro porcentaje lo tiene que poner el beneficiario. Esto no quiere decir que se deba demostrar tener ese dinero disponible al momento de presentar tu solicitud, pero si se tiene que demostrar que se empleó al final del proyecto.

Los porcentajes de apoyo varían dependiendo el presupuesto asignado al programa, el tipo de proyectos a apoyar, el tipo de beneficiario o el tipo de necesidad que cubrirá. Pueden ir desde un 30% hasta cubrir el 90% del valor del proyecto.

En cada programa lanzado, se establecen los rubros en los que está permitido gastar el financiamiento y sus rubros no financiables, pero los más usuales son los siguientes:

  • Equipo de cómputo y desarrollo de software
  • Consultoría y servicios profesionales de terceros
  • Marketing y desarrollo de estrategia comercial
  • Certificaciones
  • Propiedad Intelectual
  • Adquisición de materia prima
  • Maquinaria y equipo productivo

Sus principales restricciones se enfocan en el pago de salarios, la renta de bienes inmuebles, en la compra de vehículos, pago de impuestos y servicios, entre otros.

¿Quién otorga estos apoyos?

Hay programas e instituciones que con cada cambio de gobierno se van modificando o extinguiendo, pero las instituciones que tienen programas para apoyar emprendedores son:

  • Secretaría de Desarrollo Económico
  • Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
  • Secretaría de Cultura
  • Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural
  • Secretaría de Economía

Consejos para participar

De acuerdo con nuestra experiencia, hemos detectado que tener un proyecto innovador y viable con impactos positivos no es suficiente para obtener algún apoyo a fondo perdido, nuestras recomendaciones para ello son las siguientes:

  • Identifica los programas que se ajusten a tu proyecto.
  • No es recomendable aplicar en convocatorias en las que tu proyecto no cumpla con los objetivos de la convocatoria, porque solo perderías tiempo.
  • Analiza y estudia las necesidades reales de tu proyecto, así como los alcances que podría conseguir en un año con el equipo con el que cuentas.
  • Desarrolla un presupuesto que seas capaz de cumplir para llevar a cabo las etapas comprometidas.
  • Ten a la mano y de forma actualizada información importante de tu proyecto y de los socios fundadores, puede servirte para cualquier tipo de programa.
  • Mantén al día tus obligaciones con las instancias gubernamentales para no correr riesgos de ser descartado.
  • Actualiza tu plan de negocios, entre más completo y acorde al programa esté mayor viabilidad tiene de ser apoyado.
  • Genera alianzas importantes que puedan ayudar al desarrollo del proyecto, esto permitirá dar a conocer que se cuenta con soporte para realizarlo.
  • Contacta a expertos en el tema, hay empresas que se dedican a brindar consultoría en todas las áreas de un plan de negocios, lo que facilitará su desarrollo. 

Conclusiones

Los apoyos a fondo perdido son una solución para el desarrollo de un emprendimiento o un proyecto en marcha que necesita capital, pero estos apoyos solo son ladrillos que te ayudan a fortalecerte tu estructura para que sigas trabajando en cumplir con tus objetivos. Los apoyos a fondo perdido sirven para impulsarte, pero no se puede sacar adelante una empresa únicamente con echando mano de ellos. Por lo que se debe buscar el programa adecuado, que complemente tu operación y vaya acorde a tus necesidades

El obtener un financiamiento a fondo perdido te permitirá escalar a otro tipo de fuentes de financiamiento, debido a que, si alguien ya confío en tu proyecto o en tu idea y cumpliste con las regulaciones del programa, significa que tú y tu proyecto son confiables y se traduce como mayor certeza para otras oportunidades de inversión. Para conseguir cualquier tipo de financiamiento, es elemental tener un plan de negocios, el cual te ayudará a demostrar la factibilidad de tu proyecto y que las personas crean en tu idea.

Acércate a nosotros para que puedas buscar el mejor tipo de financiamiento para ti.