BUSINESS MODEL CANVAS – TU MODELO DE NEGOCIOS PASO A PASO

Seguramente has pensado varias veces en ideas creativas de negocios para resolver alguna necesidad social. Te suena magnífica y le ves mucho futuro, tanto que incluso te preguntas ¿cómo a nadie se le ocurrió antes? Si es así, en este artículo te enseñaremos los pasos para que tú mismo puedas validar tu idea mediante un business canvas model o lienzo de modelo de negocio.

Si te has visto en ese escenario, es probable que hayas comenzado a hacer un proceso de validación con entusiasmo. Le cuentas tu idea tus allegados, esperas una opinión y hasta un poco de orientación. Es ahí cuando los más optimistas te dirán “que gran idea, hazlo”, por su parte los más pesimistas tratarán de disuadirte: “de eso ya hay mucho”.

Entre la desidia, la incertidumbre de saber si va a funcionará y el desconocimiento al estructurar tu idea y hacerla rentable, quizás prefieras abandonarla y quedarte con la duda de si en verdad era un gran negocio o solo fue una “idea en 5 minutos”.

Pero, ¿qué pasaría si hubiera una manera ágil y estructurada de plantear tu idea de negocio? ¿Ya conoces el business canvas model ? ¿Usarías esta herramienta si ayuda a volver realidad tu proyecto?

BUSINESS MODEL CANVAS

O simplemente, CANVAS (lienzo de modelo de negocios, en español); es una herramienta de negocios, útil y práctica, sirve para definir:

  • Modelo de negocio – propuesta de valor
  • Estudio de mercado
  • Análisis técnico – operativo
  • Análisis financiero

En esta entrada te diremos la forma más sencilla de como plasmar en un lienzo tu modelo de negocios. Con una hoja y un lápiz, bastará.

Información Básica

Propuesta de valor: Comienza por pensar como tu idea cambiará tu sector, tu ciudad, o el mundo. Qué es lo que viste en ella y quieres que los demás perciban. Qué fue lo que te hizo enamorarte de ella y te llevo a iniciar este camino. Además, no olvides mencionar lo que consideras hace a tu idea única y diferente de las demás.

Estudio de Mercado

Esta metodología también te será útil de trabajar antes de abordar un estudio de mercado en forma (si quieres aprender a hacer tu propio estudio de mercado te invitamos a leer nuestro artículo) , es decir, obtener una muestra estadística relevante para validar tu proyecto, generar una estrategia comercial, investigar a tu competencia, etc.

Clientes

Empieza por identificar a tus clientes, en esta sección realiza un listado de las personas que piensas comprarían tu idea cuando la formulaste: ¿Quiénes son? ¿Dónde se ubican? ¿Cuál es su situación social y económica? ¿Está dirigido a mujeres, hombres, o el género es indiferente? ¿Hay un rango de edad que tengas identificado?

Sé tan específico como sea necesario.

Para conocer mejor a tu cliente, te será útil esta entrada sobre cómo hacer tu Mapa de Empatía.

Relación con clientes

Una vez segmentados, analiza cómo será la relación que tendrás con ellos. Si será personalizada, y habrá alguien dedicado a atenderlos, el proceso de venta, seguimiento y servicio de posventa, también para aclaraciones de dudas o quejas. Un servicio así, se llama Asistencia personal.

Otro tipo de servicio es el self-service, es decir, cuando el cliente puede resolver toda la compra por sí mismo. Piensa en las máquinas expendedoras de refrescos, Amazon o cualquier ecommerce.

También puede ser una mezcla de ambos, por ejemplo, al realizar una compra en Amazon lo haces por ti mismo, pero al momento de una aclaración de pagos, de una duda en el producto o de un proceso de devolución, hay una persona dispuesta a brindarte un servicio personalizado hasta que tu inquietud se vea resuelta.

Canales de Distribución

Lo siguiente a tener en claro, es cómo te comunicarás y entregarás el producto o servicio a tu cliente, pueden ser actividades que dependan directamente de ti o de algún aliado estratégico.

Lo primero será darte a conocer, es decir, ¿cómo harás para que conozcan tu producto?, ¿qué medio ocuparás para que conozcan tu marca? Pueden ser medios tradicionales, digitales, o ambos. Piensa en las características de tu cliente y no olvides ser congruente con respecto a las características de tu público: edad, hábitos, rutinas, lugares que frecuenta, etc.

De acuerdo con lo anterior, piensa dónde podrán comprar tu producto. ¿Dónde es más agradable y accesible para ellos encontrarlo?, ¿en línea, en un stand en un centro comercial, en una tienda de autoservicio o en redes sociales?

Y en caso de ser un pedido en línea, ¿cómo te gustaría entregar tu producto? ¿dependerá de ti o de un aliado?, ¿vas a cobrar ese servicio extra o el precio va incluido?, sería ideal que tuvieras un estimado de los tiempos de entrega.

Estructura de Ingresos

¿Ya sabes cuánto están dispuestos a pagar por tu servicio? ¿Tienes claro los precios de tus posibles competidores? Entonces es momento de ponerle un precio a tu producto. También es el momento de plasmar en tu business model canvas si recibirás ingresos contra entrega a tus servicios como en un esquema tradicional de ventas. Tal vez rentarás un producto, cobrarás una comisión de acuerdo con el servicio que ofreces, o bien, será una suscripción al estilo de Netflix.

Análisis técnico operativo

Recursos clave: Llegamos al punto de hacer un recuento de lo que necesitamos para hacer realidad el proyecto. Toca enlistar los recursos clave para poder comenzar:

  • Recursos Humanos: identifica a las personas cuyas funciones son indispensables para la operación de tu negocio, vendedores, contador, personal de logística, repartidores, administrativos, servicio al cliente, financieros, mercadólogos, etc.
  • Recursos Físicos: insumos, materia prima, maquinaria, inmuebles (bodega, fábrica, local, tienda), vehículos, entre otros.
  • Financieros: capital para la inversión, efectivo para la operación, disponibilidad de líneas de crédito, etc.
  • Intelectuales: registro de marca, de patentes, derechos de autor, modelo industrial.

Actividades Clave: Igual de importante que los recursos necesarios para llevar a cabo tu proyecto son las actividades requeridas para que éste sea un éxito. La mejor recomendación es esquematizar el proceso por el cual pasará tu servicio, siendo muy detallista con cada actividad, comenzando desde la cadena de suministros, pasando por la transformación de la materia, ejecución, proceso de venta, entrega del producto, servicio de postventa.

Cada giro tiene peculiaridades, si tu proyecto es comercializar productos, será muy diferente que, por ejemplo, brindar un servicio, o intermediar entre dos entes, pero al final cada una lleva un proceso y detallarlo te ayudará mucho a mejorarlo y detectar sus costos.

Alianzas Clave: Es imposible que un proyecto logré ser exitoso sin tener aliados estratégicos. Ellos te ayudarán a impulsar tu negocio, darlo a conocer, llegar a clientes o proveedores que no hubieras llegado al hacerlo tu solo. Son proveedores o clientes que te ayudarán a crecer. Te pueden apoyar a optimizar tus procesos y/o recursos, también una buena elección de aliados te puede ayudar a minimizar riesgos.

En este punto, es común tener reservas para conseguir socios o aliados por temor a que nos roben la idea. Pero piensa en que, si tu idea realmente agrega valor, y tienes los medios y el talento para llevarla a cabo, será sumamente complicado que la pueda llevar a cabo otra persona. Por el contrario, si cualquier persona que la escuche, la puede ejecutar fácilmente, quiere decir que a tu idea le faltaba ese toque de valor agregado y será buen momento para replantearte el escenario.

Estructura de costos: Llegamos al final, aquí es dónde asentarás todos los gastos y costos asociados a tu proyecto que detectaste en las actividades y los recursos claves. No olvides los costos directamente relacionados a la producción o generación de tu servicio. Considera los gastos, es decir, todo aquello que no está directamente involucrado en la generación de tu producto o servicio y agrégalo a tu business model canvas.

CONCLUSIONES

Como podrás darte cuenta, se requiren 9 pasos para plasmar tu modelo de negocios (business model canvas) y estructurar esa idea que tanto te ha circulado por la mente. De manera rápida puedes abordar puntos básicos de tu estudio de mercado, análisis técnico – operativo y análisis financiero.

La importancia de este proceso es que puedes replantear tu idea tantas veces como lo consideres, conforme avanzas es seguro que identificarás más oportunidades que adoptar para consolidar tu modelo de negocios.

Una vez realizado tu CANVAS, podrás decidir si estás listo para comenzar. De ser así, es dar el siguiente paso. Estamos seguros de que una vez que asientes tus ideas en un lienzo, te será más fácil comenzar a ejecutar tu proyecto.

*Acá te dejamos un boceto para que hagas el tuyo.

Create your own Business Model Canvas and go deep on your ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *